domingo, 31 de julio de 2011

Cursos de capacitación en carpintería El noble arte de la mueblería

Siete holandeses dan cursos de técnicas básicas en carpintería y en la mejora de la calidad de los muebles.

El conocimiento de las maderas, el buen empleo de las herramientas, el tallado y el no uso de tornillos ni clavos en la construcción de los muebles son los saberes que transmitirá un grupo de holandeses a los alumnos del área de carpintería del Instituto de Formación y Capacitación Laboral (Infocal) El Alto.
Hace 12 días que siete expertos llegaron a Bolivia, entre ellos, Eduardo Navea, quien confiesa que, aunque tienen limitantes como el tiempo y el dioma, harán lo posible para enseñar lo que saben en dos semanas.
La impulsora del proyecto es Claudia Gallardo, de Caleidoscopio Cultural, una organización que busca que jóvenes carpinteros tengan más conocimiento en el arte de la ebanistería.
Bolivia, potencial maderero. Navea dice que la única referencia que tiene de Bolivia es que es un país con bastante oferta de madera, aunque existen pocos trabajos de calidad al construir los muebles.
Y para esa mejora, Monique Verheij, de 50 años (27 de ellos en el mundo de la carpintería), hablará desde cómo optimizar el manejo de las herramientas, conocer el tipo de madera utilizada, el uso de ésta en un determinado mueble, hasta la creación de estilos que el mercado demanda.
Verheij advierte que en el último año, la tendencia en Europa es rescatar las técnicas de trabajo antiguas en combinación con la tecnología, es decir, usar diseños en programas como el 2D.
Para Navea, si bien es importante la industrialización de la carpintería, ésta no permitió el surgimiento de la creatividad del mueblista. Pero, dice él, la incorporación de tecnología al trabajo activo de la madera hizo que la carpintería salga del estándar y de la industrialización”.
Gemma Zonneveld, otra experta, destaca que, con el avance tecnológico, la innovación es constante, a lo que Navea añade que se puede crear una combinación entre madera, metales y otros materiales y así hacer arte. Según Gallardo, el taller también está dirigido a mujeres, quienes ganaron espacio en el oficio de la carpintería. Si bien el grupo llegó por primera vez a Bolivia, viaja por Malasia, Filipinas, Guatemala y Nepal.

7 holandeses, expertos en el rubro de la carpintería, llegaron a Bolivia para dar talleres a carpinteros.



Estudiantes de carpintería del instituto de formación y capacitación laboral (iNFOCAL). El proyecto Mueblistas Voladores, ejecutado en coordinación con Caleidoscopio Cultural, tiene el objetivo de capacitar entre cinco y diez personas, quienes en el futuro realizarán la réplica de la enseñanza. Entre sus objetivos generales está la asistencia específica dirigida a países en desarrollo mediante los expertos en la fabricación de muebles.
Los voluntarios, durante su estadía, conocerán las costumbres y las formas de vivir y de pensar en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario