MYPES, PYMES y EMPRENDEDORES EN BOLIVIA

miércoles, 4 de mayo de 2016

La pequeña empresa está parada por falta de obras



Un centenar de pequeñas empresas que se dedican a la construcción en Tarija de obras civiles, proyectos metalúrgicos, movimiento de tierras, construcción de puentes y otros trabajos, están desocupadas desde hace cinco meses atrás por falta de contratos con las instituciones públicas.

El dirigente de la Asociación de Metalúrgicos, Juan Carlos Castillo, informó que desde el mes de diciembre del pasado año dejaron de ejecutar proyectos para la Gobernación, subgobernaciones y municipios, lo que significó para su sector una pérdida económica y despido de personal de hasta un 60 por ciento.
Esta situación fue ratificada por el presidente de la Asociación de Constructores Civiles de Tarija, Mario Morales Centeno, quien advirtió que en los últimos cinco meses el desempleo y la desocupación subieron considerablemente, situación que pone el riego de un centenar de empresas pequeñas.
Teófilo Ortega del sector de maquinaria pesada, aseguró que ante la caída de los proyectos camineros y otros de movimiento de tierra en casi todo el departamento, muchos optaron por alquilar sus equipos a las empresas privadas y en últimos casos rematarlos a bajo costo a empresas del interior del país.
Las autoridades de las subgobernaciones y municipios señalaron que la situación laboral para las pequeñas empresas y miles de trabajadores seguirá igual en los próximos meses si las autoridades departamentales no agilizan los desembolsos económicos y se licitan nueva obras.
Para mejorar la situación y ordenar las inversiones, las autoridades departamentales ya iniciaron en la elaboración del Plan Integral de Desarrollo hacia el 2020, documento que pretende ser concluido a más tardar el mes de julio de esta gestión.

lunes, 2 de mayo de 2016

En marcha segundo proceso de capacitación a nuevos emprendedores

A través de la dirección de Desarrollo Económico Local del Municipio, junto a la Fundación Educación para el Desarrollo (Fautapo), se desarrolla el segundo proceso de formación y capacitación de emprendedores de nuevas unidades productivas en la ciudad, actualmente se está en el proceso de depuración y la fase de capacitación comenzará a partir del nueve de mayo.

El coordinador regional de Fautapo, Pedro Claver, informó que luego del éxito que se tuvo con el primer proceso de capacitación para nuevas unidades productivas, la cual culminó el reciente viernes, ahora se desarrolla esta actividad concerniente a la gestión 2016, cuyo inicio fue en enero con la emisión de la convocatoria.

Mencionó que actualmente se está elaborando el proceso de selección de los participantes, puesto que ellos deben cumplir con ciertos requisitos para acceder a este proyecto.

"La gente que va participar del proyecto tiene que cumplir los requisitos como pertenecer a uno de los cuatro rubros que estamos ejecutando, como ser: alimentos, textiles, metalmecánica y construcción, además de tener un ingreso anual menor a 10 mil bolivianos, eso nos da la pauta de que se trata de gente que realmente es necesitada del apoyo que les estamos trayendo", expresó el coordinador.

Indicó que la capacitación en sí comenzará el 9 de mayo y en principio estará abocada al área genérica, donde se pasan cursos de manera grupal con temáticas orientadas a la estrategia empresarial, charlas motivacionales a través de experiencias contadas por otros emprendedores que surgieron en sus negocios.

La segunda área de formación está dirigida a efectuar asistencia técnica, en situaciones puntuales de cada unidad productiva, por ejemplo mejoramiento del producto donde también se necesita articular la apertura de mercados; dependiendo de la situación en la que se encuentre el negocio de cada emprendedor se le brinda soluciones específicas.

Se prevé que todo el proceso de capacitación culmine el 30 de diciembre de la presente gestión.

domingo, 1 de mayo de 2016

Equipo del Inti II apunta a impulsar autos solares



El equipo de Inti II, el vehículo híbrido que ganó en su categoría en la Carrera Solar de Atacama (Chile), llegó a Cochabamba, donde sus integrantes piensan continuar trabajando en este tipo de tecnología de energía limpia, incluyendo la fabricación en serie de autos solares.

“Lo mejor de la carrera fue la experiencia de recorrer lo que un día fue territorio boliviano. El camino y paisajes nos motivaron y, según no- sotros, corrimos como locales”, describió Salvador Gonzales sobre el triunfo boliviano conseguido en suelo chileno, en la competencia ecológica que se realizó entre el 21 y 26 de abril.

“Fue la segunda participación, esta vez estuvimos más preparados y reforzados. Fuimos por la revancha”, contó Miguel Fernández Vásquez, uno de los tres pilotos del equipo. Junto a Salvador y Rudy Almanza, manejaron Inti II, un coche híbrido que funciona con electricidad, producida de absorción de energía solar.

BATERÍAS. El auto mejorado tiene un banco de baterías de litio de dos kilovatios, un motor de un kilovatio, amortiguadores, un asiento ergonómico similar al de una bicicleta, jaula antivuelco, sistema de dirección de varillaje y la parte electrónica en los mandos. Los paneles solares, a diferencia del primer prototipo que se presentó en la misma competencia en 2014 y obtuvo el décimo puesto, iban en otro vehículo de apoyo.

La carrera, destinada a visibilizar la tecnología sustentable y cambiar la cara del transporte urbano, fue un reto para el equipo cochabambino compuesto por ocho jóvenes, la mayoría ingenieros en diferentes áreas.

“Nos juntamos en 2013, por iniciativa de la Asociación Boliviana de Energías Renovables (ABER). Entramos a un concurso y recibimos dinero como premio, con el que construimos el primer coche que fue a diversas ferias de energías renovables. A fines de 2014 participamos en la Carrera Solar Atacama, donde clasificamos, pero un desperfecto mecánico no nos permitió ganar”, explicó Fernández.

Este año la carrera registró a 21 inscritos, de los cuales 15 se presentaron y, tras un periodo de pruebas técnicas, clasificaron 13, entre ellos el equipo nacional. “Los pilotos eran ciclistas de carrera profesionales, nosotros aficionados. Nos llamamos ‘la pesada de Bolivia’ porque el piloto debe tener un lastre si pesa menos de 80 kilos, pero en el equipo dos de los pilotos no necesitaban lastre y yo solo cuatro kilos”, recordó Miguel.

El grupo arribó a Cochabamba la noche del viernes. “Estamos asombrados con el resultado, de cómo un modelo tan elemental como el nuestro ha podido triunfar por sobre otros que tuvieron miles de dólares de apoyo y de empresas. Nuestro vehículo era simple, creo que por esa misma razón ganamos”, recordó Carlos Fernández, responsable de la digitalización del diseño.

El auto recorre hasta 65 kilómetros por hora, “60 kilómetros nos permitieron ganar. Los equipos contrarios intimidaban un poco, sin embargo, creo que no tenemos nada que envidiar. Yo estaba seguro, el vehículo dio la talla y podría decir que gracias a mí ganaron”, manifestó Enrique Birhuett, mecánico del Inti II.

Los ingenieros recordaron que solamente se tenían unos a otros, mientras que los demás participantes contaban con apoyo técnico, fisioterapeutas, nutricionistas, hasta programadores que revisaban una y otra vez el funcionamiento de sus coches.

Horacio Velásquez, encargado de la parte eléctrica, indicó que “lo mayor no es mejor y con la simplicidad logramos el éxito”. Además de los trofeos, trajeron recuerdos del desierto y de las orillas del mar, que los motivaron y ayudaron a no desfallecer. “De equipo y repuestos, solo teníamos una llanta y uno que otro repuesto que no necesitamos”, manifestó Rodrigo Arenas, encargado de logística.

COMPONENTES. La competencia solo permitía la participación de ocho personas, pero el grupo tiene más componentes que desde casa “hacíamos barra”, contó Marcelo Tórrez, diseñador del logotipo y encargado de las compras de todo el equipo de los prototipos.

“El vehículo no es el único en el país y tampoco el equipo. Por prensa nos enteramos que había otro y no llegó a competir (Alt Katari-2, de la Universidad Pública de El Alto). El segundo equipo no ha tenido mucha repercusión, pero apoyamos estos proyectos en todo lugar”, dijo Tórrez.

En el futuro otros equipos podrán competir y obtener, quizás, los mismos logros, ya que ABER impulsa el concurso nacional Grand Prix Cochabamba Solar 2016, previsto para noviembre. “Ése es uno de nuestros proyectos”, resaltó Miguel Fernández Fuentes, representante de ABER.

Según Fernández, la competencia impulsará proyectos energéticos limpios. “A largo plazo queremos que estos autitos circulen en las ciudades, imaginen si todo fuera a energía eléctrica, la contaminación sería cero”. Explicó que está pendiente el impulso de producción, en serie, de autos híbridos. Inti II será mostrado en el país como opción para cambiar el transporte.

Detalles de la carrera Solar

Objetivo

Considerado como el único rally ecológico de Latinoamérica, la competencia busca incentivar a los inventores a crear opciones de transporte sostenible.

Ganadores

Inti II ganó en la categoría de vehículos híbridos. Recorrió 711 kilómetros en 29 horas. En la categoría Evolución compitió el coche Alt Katari-2, de la Universidad Pública de El Alto (UPEA).


sábado, 30 de abril de 2016

Proyecto Aprod y el Municipio entregan incentivos a emprendedores capacitados

Emprendedores que participaron del programa de capacitación de unidades productivas denominado "Una alternativa para el trabajo digno e inclusión social" (Aprod), fueron beneficiados con la entrega de maquinaria y otros incentivos por parte de la Municipalidad, la cooperación de la Unión Europea y la Fundación Educación para el Desarrollo (Fautapo), equipamiento que les servirá en sus actividades empresariales.

A través de una feria productiva cumplida en el salón de exposiciones de la Dirección de Desarrollo Económico Local del Municipio y la entrega de equipamiento a los participantes, se culminó el proceso de capacitación para nuevos emprendedores.

El coordinador regional de Fautapo, Pedro Claver, señaló que fueron cerca de 268 inscritos que comenzaron este proceso de capacitación en junio de la gestión pasada, de los cuales 131 culminaron con éxito todos los cursos para formarlos, tanto motivacional y técnicamente, para de esa forma tener nuevas unidades productivas en el municipio, mayores ingresos para los emprendedores y fomentar la creación de nuevas fuentes de empleo.

"Esta gente pertenece a cuatro rubros: alimentos, textiles, metalmecánica y construcción y ahora están mostrando las diferentes técnicas, como fueron fortaleciendo capacidades para ir mejorando sus productos, en eso consiste todo este proceso formativo, es un proyecto que estamos llevando adelante entre la Unión Europea y el GAMO", indicó.

Señaló que más que un incentivo, el equipamiento otorgado es un premio a la constancia en los cursos de capacitación y que esta maquinaria entregada servirá para fortalecer sus unidades productivas, ya que se evidenció a través de un diagnostico que una de las principales falencias de los nuevos emprendedores es la falta de apoyo económico para producir más.

El equipamiento consistió en máquinas de coser, hornos industriales, sillas, heladeras y otros artículos que los emprendedores necesitan en cada uno de sus rubros.

El secretario de Economía y Hacienda del GAMO, Hugo Martínez, indicó que este proceso ya tiene una segunda etapa que es la producción con formación para que los emprendedores puedan mostrar los resultados de su formación.

"La capacitación fue más integral de manera que los sectores productivos que intervinieron en estos cursos han sido formados de manera integral, con una asistencia técnica especializada en los rubros que ellos trabajan", mencionó.

Añadió que este trabajo no se quedará acá y que ya se prevé una segunda convocatoria para que nuevos emprendedores sean capacitados en estos cursos de formación, así tener mejores ingresos y a futuro generar fuentes de trabajo.

viernes, 29 de abril de 2016

Joven paceño fabrica un compostador de residuos orgánicos para los hogares


La transformación de los residuos orgánicos en compost resulta un proceso algo complicado al momento de realizarlo en los domicilios. Dar solución a este problema fue el tema de investigación de un egresado de la carrera de Ingeniería Industrial.

La creación del prototipo de compostador para uso domiciliario llevó a Rodrigo Gorriti Arnez, estudiante de la Universidad Privada Boliviana en Cochabamba, a ganar el segundo lugar del Innova Bolivia 6.0 en la categoría de Sostenibilidad y Ecología.

Su iniciativa es una alternativa tecnológica enfocada en elaborar abono orgánico en los hogares o espacios en donde se desee llevar a cabo agricultura urbana; sin embargo, puede ser utilizado en ámbitos institucionales, comunitarios y agrícolas.

El diseño del compostador, según detalla este paceño de 24 años, optimiza el proceso de compostaje, reduciendo tiempos y minimizando problemas. Es decir, permite una fácil operación, control, mantenimiento y transporte; además, protege de agentes externos como la lluvia, animales e insectos y está fabricado con plástico reciclado.

Al hacer compost las personas no sólo obtienen un abono orgánico sino que reducen la cantidad de basura que llega a los rellenos sanitarios y, por ende, la contaminación del medioambiente.

"En Cochabamba es un tema todo lo relacionado a la basura: los residuos, la acumulación, el botadero de K’ara K’ara, los problemas y la mala gestión (...). Quise incorporar en mis conocimientos el tema del compostaje en esta ciudad porque la coyuntura lo exige y a pesar de ello no se lo aborda o conoce”, detalla Gorriti.

Desde hace años, los vecinos de K’ara K’ara piden el traslado del botadero porque contamina el medioambiente.

El último incidente en este relleno sanitario se registró el pasado 19 de abril cuando 50.000 llantas se incendiaron y ardieron por más de 10 horas en un depósito del lugar.

Una alternativa tecnológica

La familia de Gorriti separa los residuos para que no contaminen antes de que salgan de su casa; sin embargo, el problema que observó el innovador radica en que estos terminan mezclados nuevamente al momento de su recojo.

Averiguó entonces que el compost producido es abono orgánico natural muy rico en nutrientes que da fertilidad a los suelos y cultivos. Puede ser aprovechado por las personas en plantas, jardines, huertos y en agricultura urbana; asimismo, puede ser comercializado, convirtiéndose en una fuente de ingresos.

El prototipo

Con lo investigado, durante los últimos meses de 2015 empezó a trabajar en un prototipo. El compostador ocupa alrededor de medio metro cuadrado y puede almacenar hasta 160 litros de volumen de residuos.

El compostador tiene una forma similar a la de un barril y tres compuertas pequeñas por donde se ingresan los residuos húmedos (cáscaras de frutas, verduras, flores) y secos (cáscaras de granos, ramas, hojas secas, papeles, etc.). "Es necesario que haya una combinación proporcionada de ambos en el contenedor”, dice.

El compostador se ubica sobre un soporte con ruedas que permiten su rotación manual para que el aire ingrese, a través de un sistema de ventilación. Con ello se logra que los residuos no se sequen y no se disperse el calor.

Al interior, el contenedor cuenta con un sistema de paletas que ayuda a que el abono en elaboración no se compacte y exista en proceso homogéneo.

El proceso para obtener el compost tarda, por lo general, entre cuatro y seis meses. Con la innovación de Gorriti puede reducirse de dos a tres meses.

Se incorporaron tres divisiones en el contenedor, para que las personas llenen uno a uno estos espacios.

Cuando el último llega al máximo de su capacidad, el compost del primero ya está listo.

El costo del prototipo fue de aproximadamente 400 bolivianos y se estima que su vida útil comprenda de cinco a ocho años.

Con el monto ganado en el Innova Bolivia 6.0 Gorriti fabricará un compostador que tenga algunas mejoras a partir de la actual investigación. A partir de ello, pretende iniciar la producción de las piezas con finalidad de lanzar la iniciativa al mercado.

"Con el uso de los compostadores, las personas o familias podrán reducir su basura orgánica (residuos orgánicos) hasta en un 50 % en el origen, lo cual favorece a la reducción de la contaminación ambiental, evitando la acumulación de basura en los hogares y botaderos a cielo abierto”, finaliza Gorriti.

El compostador se traduce así en una tecnología de fácil adopción en los hogares, que tenga un impacto inmediato en el medioambiente y el propósito de generar conciencia ambiental.

Punto de Vista
Mariela Rivera
Ingeniera agrónoma*

"Con una compostera en casa se reduce el impacto de contaminación ambiental y la acumulación de basura orgánica. Tener compost en casa ayuda a mejorar el suelo (de jardines o de microcultivos) porque se cuenta con un fertilizante orgánico y ecológico. Ya no se tiene que comprar químicos, las personas están acostumbradas a comprar químicos para fertilizar”.

"El tiempo que se tarda en hacer un compost es de alrededor de tres meses, el resultado será un fertilizante natural y ecológico que contribuya a evitar la contaminación del medioambiente”.

"Por persona podemos generar alrededor de 15 a 20 kilos de basura a la semana. Con este sistema se puede reducir entre un 60% y 70% la contaminación por residuos orgánicos”.

"En el huerto orgánico Lak’a Uta donde hacemos agricultura urbana hemos enseñado a los 40 vecinos que participan a incorporar sus residuos orgánicos, en el compost que hacemos para nuestras parcelas”.

*Trabaja en el orgánico Lak’a Uta como parte de Fundación Alternativas.

Pequeños empresarios dicen que alza salarial es “imposible de cumplir”

El presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeñas Empresas de Bolivia (Conamype), Humberto Baldivieso, sostuvo que el incremento salarial fijado por el Gobierno en acuerdo con la Central Obrera Boliviana (COB) es imposible de cumplir por lo que pedirán una reunión con el presidente Evo Morales para tratar el tema.

"Para nosotros es una sorpresa, cada vez nos dan más cargas laborales y esto hace que puedan desaparecer más las pequeñas y microempresas en nuestro país, es imposible de cumplir”, manifestó el representante.

El martes, el presidente Evo Morales junto a dirigentes de la COB anunció que el incremento salarial para la presente gestión fue fijado en 6% para el haber básico y 9% para el salario mínimo nacional. Indicó que el porcentaje es menor al aplicado en 2015 porque tiene el propósito de cuidar la estabilidad laboral.

En la pasada gestión el incremento al haber básico fue de 8,5% y al mínimo nacional de 15%. En esta gestión el salario mínimo nacional pasará de Bs 1.656 a Bs 1.805.

jueves, 28 de abril de 2016

Conamype rechaza el incremento salarial

El presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Humberto Valdivieso, anunció que ese sector realizará el sábado un ampliado nacional en la ciudad de Oruro, para acordar medidas de rechazo del incremento del 6 por ciento al salario básico y 9 por ciento al mínimo nacional, que acordaron el martes el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB).

Informó que en esa reunión elaborarán una carta para solicitar una audiencia con el presidente Evo Morales, para pedir que se revise el aumento salarial.

"Nosotros rechazamos el incremento salarial, tanto el 6 por ciento de incremento salarial al haber básico como el 9 por ciento al mínimo nacional. Tenemos una reunión en la ciudad de Oruro, haremos un análisis profundo y pediremos una reunión con el señor Presidente", sustentó, según ABI.

Valdivieso dijo que el sector de la manufactura rechaza el incremento salarial porque no "cuida ni preserva" la economía nacional y "mucho menos las fuentes laborales".