jueves, 2 de marzo de 2017

‘Wawita a bordo’ presenta fulares artesanales para transportar bebés


‘Wawita a bordo’, una pequeña empresa que se dedica a la confección de artículos para bebés, tiene un producto estrella: los fulares o transportadores de bebés, confeccionados con tela, que proporcionan varios beneficios al binomio madre-hijo.

Viviana Cruz Herbas, de profesión odontóloga especializada en Brasil, al ser madre hace más de un año dejó de ejercer su profesión para cuidar personalmente a su hija Lua. Pero, dinámica como es ella, tenía la necesidad de hacer algo más, al mismo tiempo de criar a su retoño. Entonces decidió dedicarse a la confección y comercialización de fulares artesanales.

Investigando en internet sobre la maternidad y cómo cuidar al bebé, Viviana vio diferentes artículos sobre el uso del fular. Pero esta iniciativa se la debe a su hija: sin ella no hubiese podido comprobar las utilidades de este producto para transportar a Lua con facilidad.

“En realidad yo no inventé el producto, es algo que existe desde hace muchos años. Me alivió mucho la vida de mamá; además de tenerla tan cerca y sentirla en todo momento, saber que está bien me hace sentir segura”, relata a CAPITALES.

Dice que su interés en hacer fulares es que todas las mamás puedan tener la oportunidad de experimentar esos sentimientos con sus bebés.

Ventajas

Entre las ventajas del fular destacan algunas para el bebé y otras para el portador: el niño o niña siente la piel y el olor de mamá, el suave balanceo que le recuerda su paso por el útero, se siente querido/a, desaparece la sensación de abandono, ayuda a prevenir la displasia de caderas y favorece el crecimiento de los bebés prematuros con el método canguro.

Además, con el fular el peso del bebé se distribuye en los hombros, espalda y caderas, disminuyendo el dolor de espalda para los portadores.

Para confeccionar este producto, Viviana utiliza básicamente algodón elastizado, de buena calidad y resistencia; materia prima que obtiene de Perú y de Chile.

También elabora cambiapañales con plástico reciclado, guardapañales, hamacas, mandiles para niños y organizadores de cubiertos que también se puede utilizar para colocar colores, maquillajes, etc.

“Cada vez que una mamá adquiere un fular u otros productos, sé que les serán útiles y eso es una gran satisfacción. Una alegría mayor es cuando me hablan después de un tiempo y me cuentan lo mucho que les está ayudando. Espero seguir con este trabajo, siempre innovando con productos útiles para la crianza de bebés y niños en general”, finaliza la emprendedora local.

Más sobre ‘Wawita a bordo’

La confección de fulares arrancó con una inversión inicial de 1.000 bolivianos. La empresa participó en la Fexpo Sucre 2016 y en la feria del Tambo de la Estrella, que se hizo para Navidad.

La mayoría de las ventas se realizan por internet, a través de la página en Facebook: Wawita a bordo – Fulares. Se envían productos a diferentes ciudades del país, así como a Argentina y Brasil.

Wawita a bordo forma parte de Pro Bolivia, entidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural que brinda servicios a micro y pequeñas empresas y productores en general.

Los productos se venden en la tienda ‘El Baúl de la Estrella’ (calle Argentina 33). Cada fular tiene un costo de Bs 150. La empresa produce hasta 70 al mes. Los interesados pueden llamar al 75775471.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada