martes, 18 de marzo de 2014

Feliciano Montaño - Presidente de Unarcruz 'Ser artesano es sacrificado'

A principios de los 80 en Santa Cruz de la Sierra solo habían dos tiendas de artesanías, pero eran productos del interior. "Ahora hemos logrado introducir la artesanía cruceña", contó Feliciano Montaño, presidente la Unión de Artesanos Santa Cruz (Unarcruz). Mañana, 19 de marzo, se celebra el Día Internacional del Artesano y Montaño explicó la situación actual del artesano cruceño. El Protagonista de hoy trabaja en el rubro desde 1978, por esa época viajó hasta Argentina y allí realizo algunos trabajos. Pero volvió a Bolivia y funda en 1983 Unarcruz, "y gracias a esta asociación el artesano cruceño comienza a ganar espacios", resaltó. Comenzaron con lugares como la plaza del cementerio general, llegando finalmente a la Recova, ubicada en las inmediaciones de la plaza 24 de Septiembre. También destaca el apoyo que les han dado las autoridades, sobre todo con las ferias productivas que se han consolidado.

¿Cuál es la situación del artesano cruceño?
F.M.: Es respetado y justamente Unarcruz ha sido gestora de que esto suceda, un ejemplo es lo que ocurre en el interior donde el artesano cruceño es premiado en las ferias productivas que se realizan, por ejemplo, en La Paz. Todo esto se logró pese a que algunos de nuestros productos son avasallados por la competencia del mercado. Pero lo que nos avala como artesanos es poder transformar la materia prima.

¿Se le brinda el espacio suficiente al artesano?
F.M.: No hemos logrado despegar, entendemos por esto que aún nos falta salir al exterior con nuestros productos. Se ha exportado, pero no en grandes cantidades cubriendo algunos pedidos; sin embargo, para los más grandes, hasta ahora no pueden ser cubiertos. Por suerte las ganancias han servido para poder formar a nuestras familias, ahora nuestros hijos viendo la sacrificada vida que tiene el artesano, que no solo trabaja ocho horas sino de día o noche, han decidido inclinarse por una carrera universitaria.

¿Con cuántos artesanos cuenta Unarcruz?
F.M.: Esta organización nace en 1983 con 13 artesanos, con estos socios comenzamos a avanzar por nuestro sector. Uno de los mejores momentos que se vivió fue en la década del '90 cuando se alcanzó a los 1.000 socios. Luego hubo el famoso desbande, donde muchos compañeros tuvieron que viajar a España, por ello en Santa Cruz quedaron muchos hogares destruidos. Ahora los que quedamos tenemos el mercado asegurado y una de las metas que tenemos es que existan más 'Recovas'.

¿Qué hace Unarcruz por los artesanos?
F.M.: Uno de los logros más importantes que realizamos por los afiliados, es que pueden vivir de la artesanía. Por ejemplo ofrece: lugares para exponer y comercializar sus productos, cursos de capacitación, en madera y cerámica, para que puedan trabajar y certificados de artesanos, que se podrán usar en entidades financieras para el tema de los créditos.

¿Es rentable ser artesano en Santa Cruz?
F.M.: Más que todo es algo sacrificado porque a uno le tiene que gustar. Por ejemplo yo prefiero ser artesano que médico, y eso es debido a que me gusta hacer lo que hago, he arribado a grandes logros y formar a mi familia. Y con Unarcruz hemos llegado a que sea una institución reconocida en todo Bolivia. Entre los hitos, hicimos que el 18 de agosto sea reconocido como el Día del Artesano en Santa Cruz.

¿Las instituciones colaboran al artesano?
F.M.: La Alcaldía es una de las instituciones que nos brinda ayuda, la fortaleza se plasma en los espacios que nos ceden para que realicemos nuestro trabajo. El trabajo que realizábamos antes, como las ferias productivas, han pasado a ser organizadas por las instituciones en los distintos espacios como el Parque Urbano.

¿Quiénes aprecian más su trabajo, el ciudadano local o el extranjero?
F.M.: Es por igual, el comprador local adquiere bastante los productos, otro ejemplo son las autoridades e instituciones que compran las artesanías para adornos y reconocimiento. El turista, sobre todo el que va a la Recova también compra y eso nos obliga a los artesanos a mejorar nuestro producto, y eso lo realizamos gracias a las capacitaciones que se realizan.

¿Tienen competencia como artesanos?
F.M.: Los hippies, que se paran por la Kivon, no son vistos como competencia para nosotros. Los que sí lo son, son los chinos, ellos nos han copiado hasta la Virgencita de Cotoca. Uno de los aspectos que nos hace diferentes con las cosas que traen de China, son el tipo de madera que solo se encuentra acá. Los peruanos son también vistos como competencia, sobre todo con las artesanías fabricadas en cuero.

'Todos los artesanos tienen derecho a acceder a un crédito'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario