MYPES, PYMES y EMPRENDEDORES EN BOLIVIA

lunes, 30 de noviembre de 2009

Detectan factores que ponen en riesgo actividad microempresarial

• Más del 80% de este sector no cuenta con algún tipo de certificación de sus productos y de la empresa.

De acuerdo a un diagnóstico sobre la situación empresarial, 9 de cada 10 empresas son consideradas de la Pequeña y Micro Empresa (Pymes), responsables del 50 por ciento de la economía nacional; sin embargo el 80% muere antes de cumplir su primer año.

De acuerdo al especialista económico, Gabriel Ghignone, existen varios factores que ponen en riesgo la existencia de la pequeña y micro empresa en Bolivia.

Más del 80% no cuenta con algún tipo de certificación de sus productos y de la empresa; cerca del 50% no utiliza técnicas en calidad y producción. Solo el 24% maneja alguna licencia o patente y el 83% no consolida su presencia en el exterior, según la revista Exportemos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Una observación que realiza el experto es que generalmente “el pequeño empresario no tiene claridad para diferenciar la entidad de la empresa de su propia identidad, lo que provoca en la mayoría de los casos, que el efectivo que genera la pequeña empresa se convierta en su “caja personal”, afectando así a los proveedores, colaboradores, clientes y a sus propios objetivos de crecimiento.

Entre los errores más comunes que terminan con la vida de las Pymes, según el estudio y la presentación sobre pequeñas y medianas empresas se señalan: la ausencia de cultura empresarial; la falta de análisis estratégico; la mala administración, por lo que el 43% de las Pymes fracasa por errores administrativos. Casi siempre se trata de negocios de un solo dueño que hace las veces de administrador, técnico, comercializador, financiero y fiscalista, por esta razón sólo 2 de cada 10 empresarios está capacitado para administrar su propia empresa.

Entre otros factores se encuentra la incompetencia del personal, debido a la falta de capacitación, por lo que los empleados no se involucran a fondo con el producto, con la atención a los clientes ni se mantienen alerta a los cambios de mercado.

También se encuentra la mala previsión financiera, que no le permite al pequeño y micro empresario determinar, con anticipación los fondos necesarios para poner en marcha la empresa y cómo obtener capitales.

Asimismo, se encuentra la ausencia de fiscalización financiera, productiva, de inventario, ventas y manuales operativos; además de la falta de planeación de acciones empresariales a corto, mediano y largo plazo.

Por último se encuentra la mala comunicación, que de concretarse, es la varita mágica que puede abrir o cerrar puertas con un nuevo cliente, mercado o proveedor.

El aparato productivo de Bolivia esta compuesto por un total de 40.687 empresas legalmente registradas en el país, según las estadísticas del Registro de Comercio de Fundempresa disponible a julio de 2009.

Aunque la base empresarial no esta identificada según el tamaño de unidades productivas, Fundempresa deduce que además de las grandes firmas, algunas micro, pequeñas y medinas empresas (Pymes) también son parte con un elevado porcentaje de compañías de tipo personal, SRL, SA, registradas en el país.

En Bolivia urge mejorar la productividad de la micro y pequeña empresas, que han ido surgiendo por necesidad o subsistencia e incentivar aquellas creadas realmente por oportunidad, basadas en tecnología, conocimiento e innovación.

Los problemas que existen en las Pymes en Bolivia es necesario tomar en cuenta con la vida de los mismos desde dentro de ellas y la participación de las políticas públicas para lograr su crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada